viernes, 17 de junio de 2011

No te olvides de recordar. Peter Kuper

Peter Kuper es un autor que divide su tiempo entre sus trabajos más comerciales y más independientes, a la vez que se esfuerza por ser un buen marido, padre y amigo. En No te olvides de recordar mezcla su historia actual y sus problemas de padre primerizo con sus recuerdos de adolescencia y juventud, y sus metas de entonces: perder la virginidad, colocarse, etc.

Kuper nos conduce, a través de una mirada honesta, por los altibajos del matrimonio y la paternidad, incluidos la depresión posparto de su esposa y su consiguiente pérdida de interés en el sexo, los miedos que amenazan a su hija (incrementados por los atentados del 11 de septiembre), la manera en que disfruta de su hija, cómo le vuelve loco y la tristeza por la pérdida de la amistad. La forma en la que la paternidad afecta a su propia carrera profesional también juega un papel importante en la historia, ya que esta autobiografía se convirtió en un proyecto secundario en favor de trabajos más rentables, que le permitieran pagar las facturas.




Esta novela gráfica la leí de un tirón. Alternando capítulos de su vida actual, mientras espera la llegada de su primer hijo, con los recuerdos de su adolescencia y juventud en los 70 y 80, Peter Kuper nos va contando su vida de manera divertidisima, y a la vez poética, reflexiva y profunda. Pocas veces como con este libro, me pasó de desternillarme tanto de la risa, especialmente porque algunos de sus dibujos son hilarantes. Es decir, es un autor que realmente narra tanto a través del dibujo como del texto.
Con un pequeño manifiesto de defensa del arte de la novela gráfica al comienzo (que aparentemente son cosas que vive repitiendo a todos los que conoce, hasta el punto en que se ríe de sí mismo y de su cantinela a favor del cómic) al que, después de haber leído una obra tan lograda, no podemos menos que adherir.

Título original "Stop Forgetting to Remember"
Editorial Astiberri
Colección: Colección Sillón Orejero

Rústica con solapas
B/N. 272 páginas.
21 euros.

3 comentarios:

  1. Otra novela gráfica que seguramente no llegaré a conocer. Aunque me gustó mucho el nombre de la colección, Sillón Orejero...mi modelo preferido.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. lo anoto, aunque tengo que mandarlo pedir a Argentina porque estos no llegan hasta acá.
    Un beso,
    Ale.

    ResponderEliminar
  3. Ale, al contrario somos nosotros los que tenemos que pedir estos libros a España!!! Todas las novelas gráficas que comento las hemos encargado a Casa del Libro. Bah...las encarga mi marido, a mi los negocios on line me dan miedo. Lo gracioso es que a veces mi marido usa mi tarjeta de crédito, o sea que es lo mismo, jaja

    ResponderEliminar