jueves, 12 de febrero de 2015

Candidatas al Oscar 2015. Mis favoritas (y otras pavadas)


 
Como ya hace varios años, Carlos y yo nos proponemos tener vistas todas las películas candidatas al Oscar antes de la fecha de la entrega, así disfrutamos la ceremonia de los Oscar con conocimiento de causa. Pero mas allá de esto, es cierto que en general las nominaciones suelen ser una buena guía, ya que en general se trata siempre de buenas películas, tal vez no grandiosas, pero que garantizan pasar un buen rato. Este año observé muchas películas “basadas en una historia real”, cosa que le encantará a esos que sienten que disfrutar del arte no es suficiente, también tienen que “aprender algo”, fenómeno que al menos en Argentina (país enfermo del afán de “cultura general”) es masivo. Para mí es preocupante y habla de un poco de falta de imaginación.

Candidatas a Mejor película

American Sniper (El francotirador): Me da la sensación que todos los años el Oscar tiene alguna pelicula bélica, y por eso fue inevitable para mí comparar “El francotirador” con sus antecesoras “Zero dark thirty” (“La noche mas oscura”) y “The Hurt Locker”, ambas de la genia Kathryn Bigelow, y en ese sentido se queda un poco corta. De alguna manera, el drama humano de quien se ve involucrado en la guerra, y tiene dificultades para vivir fuera de ella, así como las contradicciones del heroísmo, ya han sido abordados en las películas antes mencionadas,lo que tal vez hizo deslucir un poco a esta, que no deja por ello de ser muy recomendable.

Birdman or (The Unexplected Virtue of Ignorance): Una de las favoritas de este año, a mí me pareció un poco exagerada y artificial. Un poco too much de todo. Claro: se trata de la puesta en escena de una obra teatral, lo que hace que todo es bastante teatral. En particular las actuaciones. Qué se yo: obra de teatro + protagonista que alucina + escenas filmadas en un solo plano largo + dramas y gritos entre personajes... no me gustó mucho, rescato la actuación de Emma Stone.

Boyhood: Para mi, la mejor. No sólo por la novedad de filmar en tiempo real, que fue lo mas destacado, sino por el guión, por la naturalidad con la cuenta la historia, por lo que cuenta, por las actuaciones, porque es la vida misma, aunque no sea “basada en la vida real”. Los personajes pasan situaciones difíciles, aunque no fuera de lo común (divorcio, mudanza, un padrastro horrible) pero el director es capaz de mostrarlas como son, no exagerando ni agregando dramatismos artificiales, y sin quitarle la luminosidad que siempre hay en la vida. Hermosa película, de un director que sólo nos ha dado satisfacciones. Por supuesto merece Richard Linklater ganar el Oscar a Mejor Director, sin lugar a dudas.



The Grand Budapest Hotel: Hace tiempo que no veía películas de Wes Anderson: Que eran una pavada, que ese humor “no humor” no me convencía, que me aburren.... pero como El Gran Hotel Budapest era candidata la ví casi por obligación... y me encantó. Divertida y pintoresca, con una producción, fotografía, escenografía, vestuario que me dejaron encantada. Por momentos el texto (que debía leer con subtítulos) sumado a la escenografía super detallista y las actuaciones (si hay cinco actores en escena los cinco están en personaje, de modo que vale la pena mirar todas las caras) hacía que sintiera que estaba perdiendo un montón de cosas. Pero a esto de la imagen debo agregar algo que me encantó (y aquí viene el desagravio a Anderson): que el director tiene su propia identidad. Mirar una película de Anderson (después de varios años) es igual que ver una de Almodovar. Enseguida reconocés sus colores, su firma de poner la cámara, su vestuario, todo. Lo voto para Mejor Fotografía y rubros afines. Simpática por donde se la mire, me dieron ganas de saldar la deuda y ver unas cuantas de Anderson que me vengo salteando. Un punto mas: La relacioné muchísimo con el libro “Yo serví al rey de Inglaterra” de Bohumill Hrabal, que leí el año pasado. Sin embargo parece que Anderson declaró que la película intenta capturar la atmósfera de las novelas de Stefan Sweig...


The Imitation Game (El Código Enigma): Super entretenida peli, aquí el desagravio es para los nerds del pasado, y nuestro amigo Benedict Cumberbatch, nos trae un Sheldon Cooper de la Segunda Guerra Mundial. No mucho mas para decir. Pongo foto porque Benedict es muuuuy lindo.

 
 
The Theory of Everything (La Teoría del Todo): Seguimos con la “vida real” con la historia de Stephen Hawking y su primera y muy sufrida mujer. Linda película, para mi gusto un poco para televisión, de la que destaco la actuación de Felicity Jones, la de mi archienemigo Eddie Redmayne, y no mucho mas (salvo para los que quieran “aprender algo” que van a estar chochos de la vida).

Whiplash: Buenísima peli en la que se destaca el guión, con esa relación de maestro/alumno-enemigos/amigos-almas gemelas- sadismo-obsesión, acompañado por la actuación brillante de J.K.Simmons (¿porqué lo ponen de actor de reparto? ¿para asegurarle que gane si o si? Porque es claramente el protagonista junto con el adolescente...)
 

Selma: La única que aún no vi. Igual me permito señalar que los yanquis también siempre incluyen alguna película “de negros que sufren” y el año pasado ya gano “12 años de esclavitud” así que no creo que tenga chances (jaja) igual tengo entendido que es muy buena, asi que tratare de verla en estos días.


Mejor actor

Los candidatos en esta categoría son : Steve Carrel -FoxCatcher, a quien le pusieron (según mi marido) la nariz que usó Nicole Kidman para hacer de Virginia Wolf, Bradley Cooper - American Sniper a quien (sigue diciendo mi marido) parece que este año le dan el Oscar sólo por ser el, Benedict Cumberbatch -The Imitation Game, quien para mi gusto si gana algún premio lo tiene que compartir con Sheldon Cooper ya que le roba casi todo, Michael Keaton - Birdman or (The Unexplected Virtue of Ignorance) para mi gusto medio exagerado y teatral, nunca me gustó este actor, Eddie Redmayne -The Theory of Everything. No me banco a Eddie Redmayne con su labio superior inmóvil, haciendo de galán en todas mis miniseries de época. ¡¡¡Su presencia me saca de quicio!!!! Lo odio profundamente. Pero muestro mi gran objetividad reconociendo que en “La teoría del Todo” se mató y logra un papel genial, super creíble, le da muchísimo carisma al personaje, aún imposibilitado de movimiento, a través de la mirada. Es mi candidato, siempre haciendo la salvedad que el verdadero merecedor de esta categoría para mí era J.K Simmons.



Mejor actriz

Las candidatas son: Marion Cotillard - Two Days, One Night, Felicity Jones - The Theory of Everything, Julianne Moore - Still Alice, Rosamund Pike - Gone Girl, Reese Witherspoon – Wild. Vimos Wild y Still Alice, y ninguna de las dos actuaciones me pareció asombrosa. La Moore hace siempre el mismo papel (con o sin alzheimer), y la película de Reese Witherspoon no da para lucirse demasiado ( me gustó mas ella en “Election” hace doscientos años). Me quedo mil veces con Felicity Jones, quien logra transmitir el cansancio, la amargura y la infelicidad con gran sutileza. Mi candidata. De cualquier modo, no hubo grandes actuaciones femeninas a mi modo de ver. Oscar mereció Cate Blanchett por “Blue Jazmine”. Si tengo en cuenta ese parámetro, todas se quedan cortas, pero también hay que tener un Woody Allen que te de el lugarcito y el guión, no?

Mejor actor de reparto

Los candidatos: Robert Duvall - The Judge, Ethan Hawke – Boyhood, Edward Norton - Birdman,  Mark Ruffalo – Foxcatcher (NO entiendo esta nominación!! En Holywood aman a este señor, cualquier cosa que hace la celebran), J.K. Simmons – Whiplash. Ya señalé que J.K. Simmons estuvo genial y merece el premio, aunque también va un reconocimiento para mi amado Ethan Hawke, que compuso un padre chanta, inmaduro pero profundamente querible.
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
Mejor actriz de reparto

Las candidatas: Patricia Arquette – Boyhood, Laura Dern – Wild, Keira Knightley - The Imitation Game, Emma Stone - Birdman or (The Unexplected Virtue of Ignorance), Meryl Streep - Into The Woods. Mi corazón está dividido entre Patricia Arquette, y Emma Stone. Dos actuaciones muy diferentes, como consecuencia de dos pelílas diametralmente opuestas. Sus actuaciones plasman la naturaleza de los films: natural y realista una, y teatral, dramática y exaltada la otra. Ambas dignas de aplauso y reconocimiento.

Ahora, a vestirme de largo para la ceremonia!!!!!!! A ver si me dan la razón en algún premio!!!

viernes, 6 de febrero de 2015

Libros de 2014

Siempre con idea de no dejar caer el blog, finalmente decidí hacer una única entrada con los libros que leí durante el 2014, ya que de lo contrario, la tarea titánica de escribir una reseña larga de cada uno de ellos, poner fotitos y demás, me desalentaba antes de empezar...
 
 
Yo creo que aflojé con la lectura por culpa de este libro:
 
Estaba tan, pero tan copada con la serie, que no tuve mejor idea que pedirlo prestado. Realmente se nota que George R.R. Martin participa en el guión, porque hay escenas idénticas, adémás de que el cast está buenisimo (salvando tal vez el detalle de que la mayoría de lso personajes de la novela son muy muy jovencitos y los actores no tanto). Pero es una suerte de no-lectura: capítulos cortísimos, escritos de manera super simple, a lo que sumemos que como tenés todo el universo resuelto por haber visto la serie, ni la imaginación trabaja demasiado... conclusión: Quedé medio tonta después de leerlo. Tengo ahí "Choque de Reyes" por alguna parte, pero los efectos secundarios son muy temibles. Espero la serie que me fascina...
 
Como siempre que estoy en crisis de lecturas, agarré un libro de J. Fante "Un Año Pésimo", que como siempre me encantó, me hizo reir, me conmovió. Fante es mi salvador.
 
A continuación, mi amiga Nothomb, como saben leo absolutamente todo lo que publica. En este caso, "Barba Azul", su última novelita (en este caso no autobiográfica) me pareció encantadora, aunque la tensión entre los personajes, comparativamente, no fue tan contundente como en obras anteriores. Pero es recomendable, e incluso la regalé a alguien que aún no había leído nada de esta autora, o sea, buen libro para empezar a conocerla.
 
Pero el libro que merece ser reconocido como mi regreso oficial a la lectura fue "La Hondonada" de Jumpha Lahiri.
 
La verdad que me enganché muchísimo con esta novela, al punto de dejar de hacer otras cosas y dedicarle un ratito mas a su lectura, y de desear el momento de retomarlo. He leído por allí algunas reseñas que cuestionan el final. Si, la verdad que no es para destacar el final, pero no sé si con eso llega a arruinar la novela entera...
 
Luego me clavé con "Las Ventajas de ser invisible"de Stephen Chbosky. Una vez mas el cine supera ampliamente a la literatura (casos: "Desde mi cielo", "El diablo viste a la moda" "Tenemos que hablar de Kevin"). Esta novela "juvenil" es un bodrio al lado de la genial película que hicieron basada en ella... En realidad en la adaptación al cine no se modifica casi nada de la historia, pero lo que arruina absolutamente a la novela es el narrador: un pibe ñoño y tontolón, que por momentos parece medio border. Un plomo que se entiende que no tenga amigos y no se entiende que alguien le haga caso, salvo por solidaridad. Este personaje se construyó con una falta de realismo absoluto porque no creo que un pibe de 15 años -época actual- sea tan inocentón. Parece de 8 años mentalmente en la novela. Malísima!!
 
A continuación leí la nueva novela de Ignacio Molina, autor argentino que me gusta y que pienso seguir leyendo. Esta novela "Los Puentes Magnéticos" está bien, pero me gustó menos que la anterior (ya reseñada) "Los modos de Ganarse la Vida". Lo que tengo para decir es lo siguiente: Me gusta mucho esta forma de escribir minimalista, y la constante referencia a cosas cotidianas, elegir personajes a los que no les pasa nada fantástico en particular, vidas comunes y corrientes. ¿Pero porqué esos personajes tienen que ser en sí mismos insustanciales? ¿Porqué la protagonista tiene que ser una cabeza hueca total? Todo bien, el autor está en su derecho de elegir a su personaje, pero me preocupa porque me hace acordar un poco a las películas malas de Martín Retjman, y a sus cuentos sin gracia, y termino pensando que ese tipo le hizo mucho daño a la cultura nacional, que lo ha erigido en un semidios. Una vez mas ¡El Rey está desnudo! No me gustan las películas de gente tonta, ni los cuentos, ni las novelas. (¿¿¿Alquien vio "Sábado" de Juan Villegas??? Un monumento al bodrio, un clásico como los de Ed Wood, no hay que dejar de verla como referencia a los diálogos mas tontos del mundo).
Ignacio: ¡Vos sos mucho mejor de Retjman, te lo pido por favor! Y para el que no conoce a este autor, dejo este link a un aporte que hizo en "Mundos íntimos" de la Revista Ñ. Super recomendable.
 
Bueno, a continuación vino lo que fue mi libro del año, "El Jilguero" de Donna Tart.
Me da no sé qué porque este libro realmente merece una entrada individual. Me lo compró mi marido, pero yo pensé que lo iba a tener que guardar hasta que mi hija tuviese 18 años y tuviese mas tiempo de encarar algo de 1100 páginas. Sin embargo, no pude evitar la tentación de leer las primeras hojitas¡y quedé atrapada! wow, qué libro... Desde el primer momento te sumerge en un mundo donde la ciudad de Nueva York es un personaje principal mas, junto a su protagonista. Desde el momento en que Theo y su madre suben a ese taxi, en el que hay un olor tan fuerte que se tienen que bajar... estás embelesado. Es de esas grandes historias, en las que al personaje le pasan muchas cosas y vive muchas vidas. La referencia a Dickens es inevitable pero es también una gozada para quienes nos hemos criado leyendo a ese clásico: Tanto el mundo de los huérfanos como el de los ricos tiene unas permanentes reminiscencias a "Oliver Twist" "David Cooperfield" pero también a "Grandes esperanzas". Además, la autora tene un pulso que hace que, cuando te parece que la historia está agotada, da un giro y todo cambia por completo. Es genial. Está tan pero tan bien escrito... me hizo acordar un poco a Auster la escritura. Lo leí de un tirón, y lamenté terminarlo. Quedé con ganas de mas libros así, de historias épicas (de hecho estoy leyendo "Canáda" de Ford, ahora, que está en esa onda).
Miré una entrevista en You Tube a la autora, y le preguntan porqué eligió el cuadro "El Jilguero" precisamente (es un elemento fundamental en la historia). Y dijo que una de las cosas que le encantaba de ese cuadro era que por un lado era una representación exacta de la realidad, que parecía que el pájaro estaba vivo, pero hay un sector donde el pintor deja ver el artificio, pinta con una técnica que nos recuerda, en esa breve porción, que el cuadro es una obra, no la realidad.
Creo que ella logra exactamente lo mismo con esta novela. Uno se cae en ella, y está respirando el mismo aire que los personajes, viviendo con ellos, al punto que te olvidás que estás leyendo. Pero hay un momento en que uno toma distancia y se da cuenta que ¡es un libro! wow. Un placer. Se nota que dedicó once años a escribirlo.
 
Después de semejante experiencia, seguí con una novela insustancial llamada "Cuerpos Extraños" de Cynthia Ozick.
 
Luego conseguí después de mucho tiempo, la preciosa novela "La Fórmula preferida del Profesor"  de Yoko Ogawa, que fue comentada hasta el hartazgo en todos los blogs que sigo, pero que aquí no se consigue (gracias, librería Guadalquivir, la única de Buenos Aires que trae de España!!!). Me gusto tanto como esperaba, hermosos personajes.
 
Finalicé el año con "Verano y Amor" de William Trevor, novelita linda, pero que me costó un Perú terminar, no sé porqué.
 
Y cada tanto avanzo unas paginas de mi amiga Simone de Beauvoir, "La Plenitud de la Vida" segundo tomo de sus memorias, que iré leyendo a lo largo de mi propia vida, espero poder terminarlas todas, jaja. Una maravilla Simone, la amo.
 
Eso es todo, junto a unas cuantas novelas gráficas que ya reseñaré uno de estos días.

lunes, 29 de diciembre de 2014


No cerré el blog... aunque parezca. La verdad es que me dio fiaca escribir, poner fotitos etc... y además tuve algunos inconvenientes con internet... Por todo eso, fui posponiendo el momento de escrbir algo e este espacio, y decidí hacer unaas entradas de fin de año como para que vean que no dejé de leer por ser madre, aunque confieso que este año fue particularmente agotador para mí: horario de trabajo exigente, pocas horas de sueño y poco tiempo para mí. Pese a todo rescato que pude hacer un taller literario muy copado en modalidad virtual, con una docente a la que realmente admiro, y eso me permitió escribir y leer algunos autores que realmente no conocía o tenía olvidados. Ojalá se repita el año que viene, porque siento que salvo mi año literario. Otra confesión que debo hacer es que descubri una nueva pasión en mi vida a la que dediqué muchísimo tiempo: El scrapbooking, actividad que consiste básicamente en el armado de álbumes de fotos con técnicas artísticas, aunque es muchísimo mas que eso, ya que implica contar una historia... lo que también me llevó a despuntar el vicio de narrar por ese lado...
 
Por lo pronto, les repaso algunos de los cómics que disfruté este año (no son todos) y espero dentro de muy poquito postear sobre los libros que leí.
 
 


Empecé con un autor que considero un amigo: El adorable Jeffrey Brown, con su libro “De Padres e Hijos”. Es loco porque he leído todos los libros de Jeffrey, y son todos autobiográficos, así que he ido conociendo su vida desde pequeño, su primer amor, su primera desilusión, sus amores fracasados, y ahora su paternidad. Mi relación con el autor se asemeja a esos amigos con los que uno anduvo de jarana a los 20 años, y ahora nos juntamos a hablar de las ventajas de tal o cual jarabe para la tos, pañal o guardería. Y la química sigue allí. La posibilidad de intercambio de las miradas de cada uno.

En este libro Jeffrey vuelve a su infancia, porque explorar los pequeños momentos de su paternidad lo lleva, inevitablemente, a volver a verse a sí mismo como hijo, a una nueva luz sobre la figura de su padre. Algo que me gusta de este autor es que es un tipo absolutamente “como uno”, que tuvo una vida bastante convencional. Digo esto porque es muy habitual en las novelas gráficas el recurso de contar la propia historia, y siempre son un toque macabras. Madres psicóticas, padres gay en el closet, madres sádicas, y otros horrores se toman cita, como si el precio del talento fuese haber sufrido maltrato familiar. No es el caso de Jeffrey. Su padre no es un tipo violento, ni borracho, ni lo abandonó, ni nada. Es un padre convencional, salvo por el pequeño “detalle” de que es un pastor (de alguna religión de allá de EEUU, -tienen tantas que me despistan-) lo que por supuesto tiene enorme incidencia en la relación padre/hijo y dispara muchas reflexiones e historias que involucran las creencias de uno y otro.

En suma: un libro sobre ser padre, ser hijo... y sobre la relación de cada uno con Dios. El padre por excelencia, sea como sea que cada quien lo concibe.





El azul es un color cálido:

Novela gráfica en la que se basó la super elogiada película “La Vida de Adele”, y que cuenta la historia de amor de dos chicas, Clementine y Emma, desde su adolescencia hasta su vida adulta. La historia se cuenta a partir de la lectura que hace Emma del diario que Clementine escribió cuando la conoció. Así, vemos que mientras que Emma era una joven un poco mas experimentada y muy acompañada por su familia en su elección sexual, para Clementine asumirse gay y llevar adelante una relación fue mucho mas dificil. La historia tiene mucho romanticismo y ternura, lo que hace que, si bien el tema de asumir la identidad sexual es central, logra levantar vuelo y convertirse en una historia de amor universal.

El cómic es precioso, con un dibujo en blanco u negro para para imágenes del pasado, sólo adornado por el color azul, como el cabello de Emma cuando se conocieron las protagonistas. Tienen momentos muy poéticos, que creo que llevados al cine deben ser una verdadera belleza. Seguramente dentro de muy poco veré la película, en cuanto mi marido lea el cómic.





Paul va de Pesca:

Este libro comienza con nuestro protagonista (Paul) yendo a pasar unos días a un complejo de pesca con su mujer, embarazada de tres meses. Allí se encontrará con su hermana y su cuñado. Sin embargo, estos pocos días serán el disparador de miles de recuerdos, reflexiones e historias de una riqueza y una profundidad inolvidables. No es casual la elección de este momento, porque en ese sencillo fin de semana ocurrirá algo que marcará la historia de vida del matrimonio para siempre. Con momentos graciosos, conmovedores, poéticos y tiernos, es una novela que en cada viñeta deja algo valioso al lector. La verdad que este “Paul” es un verdadero hallazgo, y sin lugar a dudas en próximos pedidos a España serán encargados varios volúmenes mas de la saga (¡¡¡gracias de Dios hay unos cuantos!!!). Una vez mas, una obra en formato de novela gráfica que supera con creces a los libros “tradicionales” que he leído en el último tiempo.






Rosalie Blum:

Y siguiendo con los hallazgos placenteros, otro libro maravilloso. Como sucede siempre en el mundo de la literatura, los temas y las virtudes son absolutamente diferentes, pero con las novelas gráficas esto se profundiza porque además tenemos las diferentes tecnicas y frmas de dibujar, que subrayan este eclecticismo. Es un placer caer de un mundo a otro cual viajero espacial, y siempre encontrando obras de un nivel espectacular.

Pero vamos a “Rosalie Blum”. La historia va de Vincent, un treintañero solitario, aburrido, que vive en un departamento debajo del de su madre que es una vieja manipuladora tremenda (genial y delirante personaje). Un día ve a una persona que le resulta conocida, y por un motivo desconocido por él mismo, decide seguirla. Pronto descubre que esta mujer, llamada Rosalie Blum, es una solitaria como el, y perseguirla se convierte en un hábito y una obsesión. No lo guía una atracción sexual, sino tal vez el aburrimiento mismo, la soledad. Pero la historia no termina allí, sino que sigue, se convierte en una pequeña comedia de enredos, pero sobre todo nos regala un final feliz y tierno. Todo eso contado con unos dibujos encantadores, una paleta de colores preciosa y mucho cariño por los personajes. Me quedé con ganas de seguir habitando ese mundo.




Habibi. Craig Thompson:

Este libro en una obra sumamente ambiciosa de Craig Thompson, de quien ya había leído “Blankets”. Una novela muy larga con un cuidado y detallismo en el dibujo que no pueden sino admirar y sorprender. La historia -ambienta en Arabia- de Dódola y Zam, dos huérfanos esclavos que se refugian uno en otro conformando una dupla de madre/hijo, hermano/hermana, esposo/esposa... Una historia de miserias, sufrimientos y vejaciones de todo tipo, inspirada en las Mil y una Noches y que suma mas de seiscientas páginas. Es un libro realmente bello, desde su tapa, y cada uno de las viñetas tiene una elaboración increíble, todo el libro tienen dibujos y caligrafía ornamental árabe. A nivel gráfico es asombroso. Pero la historia en si misma no me conmovió tanto como las demás que he reseñado hasta aquí. Si bien abarca temas interesantes, como por ejemplo la similitud entre el cristianismo y el islamismo (la verdad que me sorprendió), o la salvación espiritual que representa la literatura, la verdad que me resultó algo flojilla.





viernes, 28 de febrero de 2014

Desafío 12 mujeres, 12 países


Mujeres leyendo

 
 
Un poco tarde, pero no quería dejar de hacer un comentario sobre un desafío al que me sumé el año pasado: El reto “12 mujeres, 12 países”, que propuso el blog “El susurro de los libros” .... La verdad es que el próposito de leer libros escritos por mujeres de distintos lugares del mundo, me acompañó a lo largo de todo el 2013, y me obligó a explorar en la búsqueda de nuevas autoras. Sabía que iba a poder cumplir con el desafío porque siempre tengo en mi lista de espera y de deseados libros de autoría femenina. Supongo que son los temas los que me atraen, tanto sea “alta literatura” como si se trata de meros entretenimientos. Y esto me lleva a un tema difícil y espinoso que el blog convocante había peticionado: escribir alguna reflexión sobre la literatura femenina. Mucho se ha dicho al respecto, y ni siquiera voces muchísimo mas autorizadas que yo han logrado discernir la cuestión: ¿existe una “literatura femenina”? Esta pregunta nunca tendrá una respuesta unánime. Es como preguntar si existe la amistad entre el hombre y la mujer. Pero cada uno tiene su propia respuesta. Hasta antes de este desafío, yo afirmaba que la literatura escrita por mujeres tiene una mirada mas desde lo íntimo. Corroborando esta suerte de refrán que dice que “El mundo se puede estar viniendo abajo, pero la mujer siempre estará pensando en su casa. La casa se puede estar viniendo abajo, pero el hombre siempre estará pensando en el mundo.” En ese sentido, por ejemplo la novela de la alemana Daniela Krien sería un ejemplo de este punto de vista que parte de lo mas privado, de lo mas familiar, para contar algo global, como fue la reunificación de Alemania. De igual manera, el pequeño mundo de un colegio religioso revela toda una época histórica en la novela de Betina González “Las Poseídas”, y Lina Meruane, con la crónica desgarradora de su ceguera, pinta todo un cuadro sobre los chilenos exiliados en otros países.

Sin embargo, un somero repaso a mi lista de leídos me mostró lo erróneo de mi conclusión: Ahí está Nicole Krauss, cuyas historias trascienden con creces lo privado, que además logra captar la voz masculina de una manera genial. De igual manera ¿Cómo clasificar a Amelie Nothomb y su delirio? Imposible. ¿Y la imaginación desatada de Ursula Le Guinn, que inventa todo un mundo de fantasía, y que tranquilamente podemos emparentar con Tolkien?

Probablemente el debate surge simplemente porque la mujer, finalmente, ha logrado su “cuarto propio” en el mundo literario. Hemos accedido a la educación, con ella al placer de la lectura, y a la posibilidad de escribir y publicar. Tenemos poder adquisitivo y nos hemos convertido en un segmento importante del consumo, por eso el mercado editorial nos ofrece productos literarios acordes con nuestro gusto. Y todo esto es relativamente reciente.

El mercado editorial es inmenso, inabarcable. Claramente si existen algunos libros que son “para chicas”. La famosa “Chick lit” es un ejemplo. El hombre que quiera leer estas crónicas de amor, moda y cosméticos, sea bienvenido. Pero claramente hay algunos temas que probablemente os interesen mas a nosotras, y eso está muy bien.

En cuanto a la alta literatura, allí podrá o no encontrarse una mirada diferenciada de la de los escritores varones, pero por supuesto, los grandes libros, los destinados a la gloria, carecen de fronteras.

En cuanto a mi lista particular, traté de diversificarme, pero por supuesto no pude evitar “repetir” dos países: Estados Unidos y Argentina. También quedé en deuda con el continente africano. Quedaron fuera del 2013 pero en la lista de deseos un libro de una islandesa “Rosa Cándida”, algún cómic de Marjane Satrapi, y seguir buscando e investigando, que me quedé encantada con la experiencia!!!


1) Delfina Agustini.Poesías. Uruguay


3) Un Mago de Terramar.Ursula K. Le Guinn. Estados Unidos

4) El Lenguaje de lasFlores. Vanessa Diffenbaugh. Estados Unidos

5) El Viento quearrasa. Selva Almada. Argentina






11) Sangre en el Ojo.Lina Meruane. Chile

12) Algún día nos locontaremos todo. Daniela Krien. Alemania





viernes, 7 de febrero de 2014

Bestias Afuera. Fabián Martínez Siccardi.


 
 

Lo primero que hay que mencionar respecto de este librito es que fue el ganador del Premio clarín Novela 2013. Que uno de los premios mas importantes de novela del país (si no el mas importante) haya sido otorgado a esta obra, es una incógnita absoluta, o bien reveladora de que todas las sospechas que teníamos son reales. ¿No había algo mas representativo entre las mas de 600 obras que hacen llegar los escritores de Argentina y el resto de Latinoamércia a este certamen literario?

Por otra parte, ¿no se había premiado ya una novela en este mismo concurso que iba de un señor que se va a un lugar desolado en el que empiezan a ocurrir cosas raras? ("La otra Playa" de Gustavo Nielsen). Tal parece que el criterio de selección es puramente comercial, y que, agotado el policial al que diera comienzo "Las Viudas de los Jueves" (premio 2005, seguido de varias novelas policiales ganadoras asños después) Ahora, la onda viene por el lado sobrenatural... Bueno. Empecemos a escribir unas de extraterrestres o de muertos vivos! A ver si la pegamos!

Con esto dicho, y reivindicando mi derecho a ser contradictoria, por lo tanto, mas interesante que el común de las personas, tengo que reconocer que la novela, cortita y sencilla como es, logra crear un clima de aislamiento, un paisaje solitario, y -casi- unos personajes presos de su entorno. Su brevedad, una corrección en la escritura que es lo mínimo que le puede pedir al ganador de un concurso como este, y ese climax enrarecido por la nada y los fantasmas interiores te conducen con bastante ligereza al final de la historia.

Como todos los premios Clarín novela, ideal para gente que no lee nunca y se dispone a hacerlo sólo en el mes de enero.
 
Por último, dejo este link "Porqué no leer un Premio Clarín Novela" de un blog que recomiendo calurosamente "Crítica Creación", y que desde que leí este post, cada vez que se menciona el premio Clarín, me da mucha pero mucha risa. Si se quieren reir un rato, entren aquí:

martes, 4 de febrero de 2014

Huéspedes Inesperados. Sadie Jones



Un día de primavera de 1912, la mansión de los Torrington bulle de actividad con los preparativos para una elegante cena con motivo del vigésimo cumpleaños de Emerald. Los Torrington son una familia acomodada, que no pasa precisamente por su mejor época, compuesta por una evanescente madre, su segundo marido y tres hijos: la atractiva Emerald, Clovis, recién salido de la adolescencia, y la pequeña Smudge. Pero la celebración, a la que han acudido la joven y puntillosa Patiente, su apuesto hermano y un adinerado vecino, se ve trastocada por un trágico accidente de tren ocurrido a pocos kilómetros, lo que obliga a la familia a acoger a algunos supervivientes. Un desconocido, que decididamente no es un caballero, llega poco después y se suma a la cena. Smudge elige ese momento para llevar a cabo un proyecto secreto, que coincidirá con una estruendosa tormenta y con la creciente desazón de los supervivientes, acuciados por el hambre y el cansancio. Lo más temido, perder las formas en una velada exquisita, quedará largamente superado por las circunstancias.



 


Hallazgo de mi marido, un libro "de época" pero publicado en 2013, que es imposible, absolutamente imposible, no relacionar con la fantástica serie "Downton Abbey". Supongo que tiene que ver con la época elegida por al autora (principios del siglo XX), pero además, con un ritmo y una forma de contar ágiles, propio de nuestros tiempos, utilizada para llevarnos al pasado, a una casa, una familia, una cena en particular.
 
 
No quiero contar mucho de este libro, porque lo cierto es que un poco después de la mitad, sorprende de manera imprevista. Además la verdad que lo recomiendo de corazón, especialmente a todas mis amigotas fanáticas de las historias de época. No decepciona en absoluto.
 

domingo, 2 de febrero de 2014

Sueños de Bunker Hill. John Fante


 

Leer un par de renglones de Fante es volver a enamorarse. Del entrañable Bandini, ahora ya haciendo sus primeros trabajitos como escritor en Los Ángeles y conociendo la industria del cine, de esa escritura honesta, directa, y simpática que te hace pasar las págnas de sonrisa en sonrisa... Fante es un genio absoluto, la delicia literaria que me voy consumiendo de a poquito, dejando pasar tempo entre un libro y otro, porque no quiero nunca, jamás, dejar de tener un Fante para descubrir.

 

viernes, 31 de enero de 2014

Casa de Verano con Piscina. Herman Koch




 
 

Después de haber leído "La Cena", un libro que me pareció muy entretenido y original, y con toda mi familia celebrando este segundo libro del mismo autor, decidí que era una lectura ideal para el verano y así fue: Una vez mas una historia entretenida, que atrapa, intriga y desorienta. Personajes bastante desgradables, pero no por ello menos reales, trama ligera y el valor agregado de los pensamientos sumamente incorrectos del médico de cabecera narrador y protagonista hacen de esta novela un buen pasatiempo veraniego.

miércoles, 29 de enero de 2014

Tess de los d'Urberville. Thomas Hardy




Este es un clásico con todas las letras, una historia de grandes pasiones y tragedias, sufrimientos donde el paisaje cobra una dimensión especial en las vidas de los personajes. La historia de Tess transcurre en zonas rurales, de climas benévolos y paisajes verdes cuando es feliz, hostiles y tristes cuando su suerte cambia. Trágica por donde la mires, esta novela va cambiando de escenarios de manera tal que a medida que se avanza en las páginas, el pasado de Tess nos va pareciendo tan lejano como si de hecho los años que pasan en la novela hubieran transcurrido en el tiempo real del lector, tanto así van cambiando las circunstancias de nuestra heroína. La fuerza del paisaje, del clima, y de la naturaleza se apoderan de la obra a cada momento, al punto que creo que han sido las imágenes, como fotografías, lo que mas atesoraré de esta lectura con el paso de los años.

¿De qué va la historia? Tess es una jovencita bellísima, que es enviada a trabajar a casa de unos supuestos parientes, y allí, en su inocencia, es seducida por un supuesto primo de vida disipada. Como consecuencia de esa relación -además del "ultraje" de la pérdida de virginidad que para la época era ya de por sí tremendo- queda embarazada y tiene un niño que muere poco después. Tiempo mas tarde se marcha a trabajar a un tambo, donde conoce a un joven de quien se enamora. Claro que los sucesos que habitan en el pasado de Tess serán un impedimento para consumar el amor de los jóvenes, y la ya de por sí triste historia de Tess no hará mas que empeorar.

Junto a las imágenes de los lugares en los que transcurre la historia, debo destacar la permanente referencia a la sobrenatural belleza de Tess, y contar que no pude sacarme de la cabeza la cara de la hermosísima Nastassja Kinky en una versión de esta novela que vi con mi familia allá por los años 80, cuando llegaron al país las primeras videocasseteras, y era toda una ceremonia familiar juntarse a ver películas... Realmente parece que Thomas Hardy hubiera estado pensando en esta actriz casi cien años antes.



Finalmente una nota de color: La tapa del ejemplar que leí, hace referencia a que el best seller "Cincuenta Sombras de Grey" estaría inspirado en este clásico. No he leído el bodrio de moda, ya que por mas onmnívoro que uno sea, hay cosas que no se comen (por una cuestión de salud, usted sabrá). Pero estoy segurísima que este libro no tiene nada, pero nada nada nada en común con "Cincuenta Sombras" y si usted desea leer algo picarón, desde ya le advierto que no lo intente con "Tess" porque a la pobre chica apenas si le dan algún besito. Respecto de lo demás, Thomas Hardy hace gala de una discreción total.

 



viernes, 27 de diciembre de 2013

Antes de fin de año, y mas que nada para no declarar este blog caído en el abandono total, una pequeña reseña de los últimos libros visitados por esta lectora (que no ya tan escritora).

El culpable de la falta de actualización de mi blog es este libro: "Algún día nos los contaremos todo", de Daniela Krien (Alemania). Un poco con idea de cumplir con el reto "12 mujeres, 12 países", abordé este libro que (¡oh, que original!) tiene pretensiones de ser algo "erótico" (si a una le gusta que le peguen y la dejen al borde de la muerte). Supongo que me resultó un poco sin gracia, tan vez sea la frialdad alemana, pero no logro conmoverme. Destaco, eso sí, el telón de fondo de las dos Alemanias en 1990, y por otra parte el hecho de que la autora (y la protagonista de la novela) tenga exactamente la misma edad que yo, me pareció interesante poder trazar un paralelismo de lo que sucedía una adolescente de 16 años en la Alemania de 1990 y lo que me pasaba a mí aquí en la Patagonia argentina.

Luego leí mi primer libro de Sergio Bizzio "Borgestein", una novela corta muy entretenida, que logra crear climas y personajes, un pequeño mundo. Pero lo mejor es la relación del protagonista con el loro que lo visita, sin dudas. Inolvidable.

En tren de novelas cortas, seguí con "Relámpagos" de Jean Echenoz, inspirada en la vida de Nikola Tesla. A mitad de camino entre biografía y ficción, siguiendo acontecimientos históricos que todos conocemos (como la famosa creación de la silla eléctrica como mecanismo publicitario en contra de la corriente alterna), lo mas destacable de esta novela es que logra un personaje genial, una especie de Sheldon Cooper de época entrañable e insoportable a la vez, me hicieron dar ganas de saber mas sobre el verdadero Tesla.  Destaco además la forma encantadora en que está escrito, con una mirada irónica y burlona que te hace leer con una sonrisa.

Ahora me encuentro en el medio de "Tess" de T. Hardy, que me tiene enganchada y contenta de volver a leer un clásico. Seguramente el fin de año me sorprenda aún en esa lectura, y seguiré con algo de Fante y William Trevor, a la espera de que lleguen los libros que compró en España mi marido, y que ¿llegarán? ¿serán victimas del impuestazo?... seguramente serán de esos libros que tienen su propia historia como objetos en sí mismos antes aún de abrir sus páginas. Me encanta.

Finalmente les cuento que mientras escribo esto miro la serie de época "The Bentcheley Circle" gentileza del excelente blog "Crónicas en Ferrocarril" que me ha pasado mas de un dato espectacular. En este tiempo me he deleitado con los nuevos capítulos de Call the Midwife, Downton Abbey, The Paradise y ahora esta miniserie alucinante...

Bueno, feliz de año, yo me voy a Las Grutas mañana, así que me disculpo por no visitar muchos blogs, el año terminó con mucho trabajo y cansancio pero feliz!!!