martes, 4 de febrero de 2014

Huéspedes Inesperados. Sadie Jones



Un día de primavera de 1912, la mansión de los Torrington bulle de actividad con los preparativos para una elegante cena con motivo del vigésimo cumpleaños de Emerald. Los Torrington son una familia acomodada, que no pasa precisamente por su mejor época, compuesta por una evanescente madre, su segundo marido y tres hijos: la atractiva Emerald, Clovis, recién salido de la adolescencia, y la pequeña Smudge. Pero la celebración, a la que han acudido la joven y puntillosa Patiente, su apuesto hermano y un adinerado vecino, se ve trastocada por un trágico accidente de tren ocurrido a pocos kilómetros, lo que obliga a la familia a acoger a algunos supervivientes. Un desconocido, que decididamente no es un caballero, llega poco después y se suma a la cena. Smudge elige ese momento para llevar a cabo un proyecto secreto, que coincidirá con una estruendosa tormenta y con la creciente desazón de los supervivientes, acuciados por el hambre y el cansancio. Lo más temido, perder las formas en una velada exquisita, quedará largamente superado por las circunstancias.



 


Hallazgo de mi marido, un libro "de época" pero publicado en 2013, que es imposible, absolutamente imposible, no relacionar con la fantástica serie "Downton Abbey". Supongo que tiene que ver con la época elegida por al autora (principios del siglo XX), pero además, con un ritmo y una forma de contar ágiles, propio de nuestros tiempos, utilizada para llevarnos al pasado, a una casa, una familia, una cena en particular.
 
 
No quiero contar mucho de este libro, porque lo cierto es que un poco después de la mitad, sorprende de manera imprevista. Además la verdad que lo recomiendo de corazón, especialmente a todas mis amigotas fanáticas de las historias de época. No decepciona en absoluto.
 

2 comentarios:

  1. ¿Has dicho Downton Abbey? ¡no necesito más!! ;)

    Gracias y un saludo

    ResponderEliminar
  2. ¡me lo apunto! ¡gracias por el descubrimiento!
    Un beso,
    Ale.

    ResponderEliminar