sábado, 28 de septiembre de 2013

Bookcam 1. Vida y mas ná!!!

Excelente idea que nació en el blog Cargada de Libros, y que conocí gracias al blog de Carol: Sacar fotos de conjuntos de libros que tengamos en nuestras bibliotecas, y que tengan algo en común. Está bueno porque es una forma de dar una idea del tipo de libros que tenemos  y nos gustan.
Nobleza obliga y como siempre lo aclaro, el gran comprador de libros en casa es Carlos, así que en realidad estas fotos mostrarían mucho mas su identidad como lector que la mía.
Otra cosa: Los libros que tengo a mano son un tercio del total. Cuando nació mi hija llevamos muchas (pero muchas) cajas al garaje. Algún día volverán a los estantes, cuando tenga una casa mas grande.
Pero bueno... Ahí va la primera foto de libros que comparten la presencia de la palabra "Vida" en su título. Por supuesto, no podía faltar en la foto mi hermosa Zoe (del griego "vida").
 


 
"De Vidas Ajenas" Emmanuel Carrere
"Tiempo de Vida" Marcos Giralt Torrente
"Un Día en la vida de Ivan Denisovich" Alexander Solzhenitsyn
"La Plenitud de la Vida" Simone de Beauvoir
"Una forma de Vida" Amelie Nothomb
"Atrapa la Vida" Nadime Gordimer
"Vidas Minúsculas" Pierre Michon
"La Vida en Fuga" Francoise Sagan
"Vida y Destino" Vasili Grossman
"Llenos de Vida" John Fante
"La Vida en la Avda Dropsie" Will Eisner
"La Vida en la Gran Ciudad" Will Eisner
"Una Vida Errante" Yashihiro Tatsumi

miércoles, 25 de septiembre de 2013

Aún Soltera. Dani Umpi

"A mi edad la mayoría de las mujeres ya están divorciadas, recostadas en sus camas de dos plazas con un teléfono en la oreja, conversando sobre viudos con sus nuevas amigas, acariciando un gato, intercambiando dietas lactovegetales o tomando sol con lentes supermodernos. A mi edad la mayoría de las mujeres viven esperando que llegue el fin de semana para tomar un taxi rumbo a algún pub de esos que no sé dónde quedan. A mi edad la mayoría de las mujeres están deshidratándose con gimnasia aeróbica y sintonizando rankings para aprenderse los nombres de los nuevos intérpretes y poder comentar con propiedad que los boleros cantados por Luis Miguel son mejores que sus versiones anteriores. A mi edad la mayoría de las mujeres dejan a sus hijos con sus ex esposos y salen solas a bailar, con una caja de preservativos en el bolso. A mi edad la mayoría de las mujeres piden ropa prestada a sus amigas o sus hijas, decoran sus casas y hacen tarjetas personales con su nombre de solteras. A mi edad todas reviven."

 
Dani Umpi: Artista uruguayo. La literatura es uno mas de los territorios que explora, junto a la música y otras expresiones artísticas difíciles de encasillar. Lo conocí con su novela “Miss Tacuarembó” y mas tarde con “Sólo te quiero como amigo”. Me considero su fan.
 
 
Una digresión: Este autor lo relaciono bastante (por los mundos que cuenta, por su forma de contarlos) con el argentino Alejandro López, cuyos libros (“La Asesina de Ladi Di” y “Kerés coger? = guan tu fak”) leí con anterioridad a iniciar este blog, razón por la cual le debo una entrada.
 
De cómo logré leer este libro: Investigando un poco descubrí que no había leído la primer novela de Dani Umpi, lo que consideré una falta tremenda de mi parte. El libro era inhallable, lo anoté en la sección “Libros que quiero leer pero son difíciles de conseguir”. Mas tarde, descubrí una cosita llamada “Mercado Libre”: una suerte de Aleph donde se dan cita todas las librerías de viejo de Buenos Aires... ¡ahhh! Vivir en una pequeña ciudad provinciana nunca fue mas privilegiado: Aire puro, el río a unos pasos, silencio para dormir... y el mundo (cultural) a un click de distancia. (Bueno, no es tan así, pero...).
 
Sobre el libro: Mientras leía “Aún Soltera”, pensaba que la literatura de Dani Umpi, o mas puntualmente este libro, era una alquimia donde se mezclaban Puig, Martin Retjman, Almodovar y Eric Rohmer (O sea: me gustó, jajaja)

De que va: Una solterona, una adolescente que se lleva mal con la madre y un travesti coiffeur se encuentran en el balneario uruguayo Piriapolis (probablemente el menos lindo de los balnearios de ese país). En una recorrida que me trasladó directamente a las películas de Rohmer (no sólo por el escenario marino, sino también por la naturalidad con que nacen las amistades en sus historias) estos tres seres conformarán una extraña familia y su convivencia inevitablemente, los cambiará.
 
Personajes excéntricos, historia loca. Sin embargo, la prosa es contenida, sobria. De ahi mi referencia a Puig (costumbrismo y la combinación de recursos narrativos, en este caso, a través del diario íntimo de la adolescente), a Almodovar (la temática gay siempre presente en los libros de Umpi, y el desparpajo y colorido general) pero también a Retjman con su minimalismo.
 
Me gustó, porque cuando hay un autor con tanta personalidad, siempre es bueno volver a leerlo. Valió la pena la búsqueda y ya me pongo a buscar por cielo y tierra su nueva novela “Un poquito tarada”. Con esos títulos una no puede resistirse...

miércoles, 18 de septiembre de 2013

Yo serví al rey de Inglaterra. Bohumil Hrabal

 
 
 
Hace muchos años leí un librito llamado “Una soledad demasiado ruidosa”. El protagonista y narrador era un viejito que se dedicaba a prensar libros encerrado en un sótano, en una rutina de absoluta soledad y amor por la misma literatura que destruía diariamente.
Desde aquel primer encuentro con el autor, el nombre de Bohumil Hrabal es para mí el de un viejito loco que tritura libros. Y miren si su imagen no concuerda un poquito...
 
 
 
Sin embargo, resulta ser que no es así. Bohumil Hrabal es un escritor checo -diría que imprescindible- con una vasta obra, amado por Kundera. 
 
No hace mucho lo recordé gracias a los comentarios de Claudia en el blog A Dos Voces, que me decidieron a leer algún otro libro suyo. Así fue que en mi librería-favorita-de-todos-los-tiempos-Guadalquivir, los mejores libreros que he conocido pusieron a mi disposición varios ejemplares del checo y yo elegí éste: “Yo serví al rey de Inglaterra”. La contraportada prometía una historia divertida y no me arrepentí de la elección.
 
Un libro divertidísimo, con un protagonista inolvidable, antológico: Un pequeño camarero, bastante simplón, por no decir tonto de remate, pero con unas ambiciones y una determinación encomiables que nos cuenta sus andanzas, con el telón de fondo de Checoslovaquia: su creación como estado independiente, la invasión nazi, la Segunda Guerra Mundial y el arribo del comunismo bajo la dirección de la Unión Soviética.
Nuestro héroe tiene suerte y mala suerte a la vez, y sus aventuras y encuentros con un haz de personajes tan pintorescos como él mismo, hacen reír a la vez que despliegan unas fabulosas imágenes ante los ojos del lector.
Se que existe una película, pero para mí, el director perfecto para la película de este libro sería Emir Kusturica.
Un autor increible, para seguir conociendo y disfrutando.

miércoles, 11 de septiembre de 2013

La Cena. Herman Koch

 
He aquí una novela que entretiene, sorprende y va resultando mas atrapante a medida que se avanza en su lectura.
El libro se divie en varios capítulos de acuerdo a los pasos de la cena que da título a la novela: aperitivos, entrantes, segundo, postres, digestivo y propina. Ahora bien, no toda la “acción” -a conrario de lo que uno espera- se desarrolla precisamente en el marco de dicho encuentro. No: “La Cena” es mas bien el disparador de toda una serie de evocaciones por parte de nuestro narrador, y he allí donde residen las sorpresas y las vueltas de tuerca.
Lo que principia como un enfrentamiento psicológico entre el protagonista, Paul y su hermano Serge, político famoso y de éxito, demuestra a medida que avanzan los pasos del menú, ser la culminación de un secreto de muchos años.
Insisito en el factor sorpresa dela novela: cierto es que los dos matrimonios se reúnen a cenar con el objetivo de hablar sobre un hecho de violencia que protagonizaron sus hijos. Sin embargo, el libro, en lugar de decantarse hacia lo policial, toma un camino mucho mas psiológico que además, resulta muy movilizador para el lector, ya que lo que queda después de terminar esta novela es el eco de una reflexión sobre un tema que a todos los que somos padres nos atormenta bastante: ¿Hasta dónde debemos proteger a nuestros hijos? ¿Hasta qué extremos somos capaces de llevar nuestro amor? Los famosos límites tan dificiles de establecer... uf...muchas cosas quedan resonando.
Todo ello va “condimentado” con una mirada irónica y lúcida sobre la sociedad holandesa que (como sucede con todo libro bien escrito) logra trascender y constituir una pintura del mundo. Así, los pecados snobs de los adinerados, los platillos con imperceptibles cantidades de comida por montos exorbitantes, el culto a la fama...
Sobre el final se combina la farsa, la acción, la violencia y hasta un poco de melodrama, para un final sobrio pero impactante.
Una cena deliciosa, entretenida y con ingredientes que salen de lo común.