miércoles, 30 de marzo de 2011

Pyong Yang. Guy Delisle.

Entrada sobre una novela gráfica que leí hace unos días, pero esta vez le robé los derechos de autor a mi marido.



Novela gráfica sobre el espanto de la vida cotidiana en Corea del Norte; brillante acceso a la intimidad del régimen comunista a través de la estancia del dibujante canadiense Guy Delisle por un período de dos meses y su mirada tragicómica de la capital norcoreana, con explícitos aires orwellianos; además de ser un oportuno recordatorio (por oposición) de las bondades de nuestras libertades occidentales.

En fin, les dejo aquí un libro a modo de notable entrada al mundo de la novela gráfica, que se está consolidando como un arte mayor y valorable al igual que la literatura más respetada

El Cómic:
(se abre con el software que se descarga del link pegado abajo)

Software para visualizar cómics en la pc (se abre con winrar):

sábado, 26 de marzo de 2011

Los años dulces Tomo I. Jiro Taniguchi-Hiromi Kawakami

Desde que leí la novela "El cielo es azul, la tierra es blanca" de Hiromi Kawakami y me enteré que Taniguchi haría el manga quedé esperando esta obra, porque lo admiro mucho.
El libro sigue exactamente, parte por parte la novela. Tanto, que este primer tomo sólo abarca la primera parte. Tanto la adaptacion, como los dibujos son irreprochables, y seguramente me habría encantado... de no ser porque leí primero la novela. Y es que la novela es sórdida. Los personajes son solitarios y casi marginales. Son dos personas que pasan las noches en bares tomando sake. Son dos borrachos. Es cierto que Kawakami en la novela le da una elegancia y un tono a su relato que hace que la narración esté lejos de ser corrosiva, pero hay en la novela mucha marginalidad. La protagonista Oomuchi, es una mujer de treinta y pico (de acuerdo a la idiosincracia japonesa, viejísima, una solterona sin remedio) que parece que se ha dado por vencida. El profesor es un viejo de mas de sesenta, jubilado y abandonado por su mujer.  Se encuentran una noche por casualidad y se hacen compañeros de bares. Y ahí nace una historia. De esa tristeza, de ese abandono, Kawakami saca luz.
No quiero contar mucho de la historia, porque vale la pena leerla.
Lo que no me conformó del todo es que Jiro Taniguchi hace dibujos demasiado lindos. Todo parece naif en esta novela gráfica. La protagonista es demasiado linda y joven, no se nota mucho la enorme diferencia de edad entre los personajes, no se ve la decadencia de los lugares que frecuentan. Es todo demasiado prolijito, demasiado bonito. Y eso creo que saca mucho de lo que hacía interesante a la novela.
Igualmente no quiero ser injusta: es una hermosa novela gráfica, la edición es impecable y se disfruta su lectura. Hay tomarlo como lo que es: Otra cosa, una visión, una lectura posible de la novela.

viernes, 25 de marzo de 2011

Espera la primavera, Bandini... John Fante


América sucumbe a la Gran Depresión. Arturo Bandini, hijo de emigrantes italianos, transita entre la infancia y la adolescencia. Su padre, Svevo, amante del vino y las mujeres, es albañil, pero en pleno invierno apenas hay trabajo y la inactividad lo desespera. Su madre, Maria, es una católica ferviente, a un tiempo sumisa y feroz. Esperando la primavera crece el joven Arturo, adolescente turbulento que intenta abrirse camino en la vida y sobrevivir cuando el padre abandona el hogar para irse a vivir con una riquísima viuda.


Con este libro da comienzo a la trilogía del personaje de Arturo Bandini de este autor. Había leído dos libros anteriormente: "Mi perro idiota" y "La hermandad de la Uva". Fante es un autor que me hace reír, porque la pintura de una familia italiana pobre inmigrante en Estados Unidos es ciertamente pintoresca y muy tierna. Sin embargo, la pobreza no es linda, señores. Y poco a poco el libro va saliendo de este retrato costumbrista para adentrarnos cada vez mas en la tragedia de la pobreza, en su tristeza. Un libro hermoso, que cuenta mucho, que cala hasta lo mas profundo con la sencillez y la voz única de este autor.
Habrá mucho Fante en lo que queda del año.
Habrá mucho Arturo Bandini, desde aquí a la primavera, que siempre llega, a curar las cicatrices de los inviernos de la vida.

jueves, 17 de marzo de 2011

Recién llegados


Ayer llegaron desde España los libros encargados por mi marido. De los cinco ejemplares, cuatro son de autores japoneses:
El bellísimo nouvelle manga realizado por Jiro Taniguchi basado en la novela "El cielo es azul, la Tierra es blanca" de Hiromi Kawakami, de Editorial Ponent Mon. Realmente, además de que debe ser espectacular (quienes hayan leído la novela sabrán que la historia que cuenta es hermosa, y la forma de narrar de Taniguchi parece el maridaje ideal) se trata de un libro muy bello, de tapa dura, hermoso.
La nueva novela de Hiromi Kawakami, "Algo que brilla como el mar" una historia interesante, ojalá mantenga el nivel de la primera.
La novela gráfica de Taniguchi "El gourmet solitario", que trata de un hombre de negocios que en sus viajes visita lugares de comidas en Tokio y otras localidades japonesas probando diferentes exquisiteces de la comida de ese país. El libro se divide en 19 capítulos dedicados a otros tantos platos típicos... prometedor ¿no? La cocina es otra de mis pasiones, así que es una combinación hecha en el cielo.
Finalmente, "Japón", son de 17 historias cortas mediante las cuales autores japoneses y franceses residentes en Japón tratan de retratar ese país. Supuestamente descubre un Japón que nunca vimos antes.
El único libro que no es de un autor japonés es "Mendel, el de los libros" de Stefan Sweig. Lo pedí siguiendo los consejos de varios amigos bloggers (para que vean que cuando les digo "tomo nota", es en serio).

¡¡¡Este fin de semana me voy a Las Grutas, con  estos nuevos tesoros!!!  Trataré de enviar pensamientos positivos a Japón, disfrutando algo de su bella cultura.

miércoles, 16 de marzo de 2011

Reencuentro con un libro de la infancia.

Cuando era chica leia incansablemente dos libros de tapas azules muy ajadas, de hojas gruesas porosas y amarillas, que se llamaban "Aventuras de Naricita" y "Nuevas Aventuras de Naricita". El autor de este libro es el brasileño Monteiro Lobato, y la propietaria original del libro era mi mamá, que lo leía vorazmente en su infancia. 
Diez años después nació mi hermana, y ni bien conoció a la niña de la nariz respingada que vivía con su abuela en La Granja del Benteveo Amarillo, también cayó bajo su hechizo. Para mí la lectura de mi hermana fue volver a disfrutar de mi libro favorito. Nos sabíamos el libro de memoria, y nuestra pasión nos llevaba a largos debates sobre quién sería la heredera de semejante joya de la literatura.
Finalmente mi mamá lo escondió, porque el pobre libro a esa altura ya tenía como cincuenta años de edad y no estaba para esos trotes.
Quedaron en nuestra memoria y en nuestro corazón Naricita, su muñeca parlante Emilia, su primo Perucho, y todos los personajes de la granja.
Cuando me fui a estudiar conocí a mi amiga María Laura, que había pasado los primeros siete años de su vida en Brasil. Un día hablando de los programas de TV que mirábamos en la infancia ella dijo que su programa favorito era Sitio do Picapau Amarelo. Y lo dijo así, en portugués. Inmediatamente hice la traducción mental y le grité: "¿No será La Granja del Benteveo Amarillo?" Y si. Resulta que en Brasil los personajes son super populares, y hay un programa infantil tipo "El Chavo" u "Odisea Burbujas". Resulta que en Brasil todas las nenas tenían su propia muñeca Emilia (envidia de mi parte a raudales) y que el programa habia durado años...
Mi amiga María Laura está embarazada. Va tener una nena. Se va a llamar Emilia. Así es el fanatismo, y yo lo comprendo. Sólo los que hemos sido tocados por el encanto de estos libros (o del programa) sabemos cómo es la cosa.
Cuando María Laura me contó que la nena se iba a llamar Emilia, me puse a buscar por internet los libros, pensando en encontrar en alguna página un ejemplar usado para regarlarselo cuando nazca. ¿Y qué me encuentro? ¡Resulta que los han reeditado en castellano!
Pero esto es muy cómico: La Presidenta de la Nación, Cristina Fernandez de Kirchner, se puso a conversar con el canciller del Brasil y juntos terminaron evocando sus lecturas infantiles. Así, la pasión de la presidenta motivó la reedición de estos preciosos libros. Es decir: Otra fanática mas. Les recomiendo leer el prólogo que escribió Cristina.
Naricita es un elogio a la imaginación, al juego, a los libros, a la infancia. La infancia es el lugar de la felicidad plena, juego perpetuo, donde los límites entre la fantasía y la realidad no existen. La infancia es un lugar donde los personajes de los Hermanos Grimm pueden venir de visita a tu casa, donde podés ayudarle a Hércules a cumplir con sus siete trabajos, donde podés viajar en dos minutos al fondo del mar, a un panal de abejas o al mundo de las fábulas de Esopo y Lafontaine. Todo eso es posible, y todo eso hace Naricita con su fiel muñeca en brazos. Y mucho mas.
Si tienen que regalar algo a una niña, no dejen de recordar esta entrada. La niña en cuestión nunca los olvidará. Sobran los testimonios en el relato que les acabo de hacer.
Editorial Losada.

http://archivosdelsur-lecturas.blogspot.com/2010/04/las-travesuras-de-naricita-monteiro.html

http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/libros/10-3886-2010-06-20.html

sábado, 12 de marzo de 2011

Japón

Que triste que estoy.
La literatura, el cine, y la nouvelle manga, me han hecho amar Japón a lo largo de estos últimos años. Creo que lo descubrí con las películas de Takeshi Kitano, en especial la inolvidable "El verano de Kikujiro", que nos lleva de viaje por un Japón en pleno verano.
Mas tarde las evocaciones nostálgicas del Kobe natal de Amelie Nothomb. Japón, su belleza, su comida, su idioma, marcaron a fuego a esta escritora, que transmite su amor por ese país en sus novelas autobiográficas.
Luego, los libros de Murakami y Yoshimoto me abrieron la puerta a la literatura, y a partir de esas lecturas me aventuré a otros autores, como Mishima , el "otro" Murakami y Kawakami. La literatura me hizo picar la curiosidad y empecé a experimentar con su comida, y descubrí un menú lleno de sabores nuevos y excitantes, comida saludable, liviana y exquisita.
Finalmente, hace pocos años, llegó a mi casa el ejemplar de la nouvelle manga "El Caminante" del maestro Jiro Taguchi. Un libro sobre caminar por el barrio con el perro, mirando, disfrutando del paisaje cotidiano, de la belleza de un cerezo que dejó caer sus flores como una alfombra, del encanto de los pájaros, del silencio, de la soledad y de un globo de papel. A partir de ese libro, entré en el mundo de Taniguchi, completando el círculo de amor y fascinación por la cultura nipona.
Hace años que sueño con visitar japón, ver sus paisajes únicos de mar y montaña, su nieve, sus cerezos en flor.
¿Sabían que los japoneses tienen una festividad durante el mes de abril, en que los amigos se reúnen a hacer picnics bajo los árboles de cerezo recién florecidos? En el Hanami (literalmente "contemplar las flores") grupos de amigos, parejas y familias toman cervezas, comen algo y conversan, celebrando la belleza y lo efímero de la vida.
Qué triste que estoy. Este abril habrá mucha tristeza bajo esas flores de cerezo.

viernes, 11 de marzo de 2011

Chicas: Somos unas nerds...¿sabían?


Esta semana vi una pelicula romántica linda, cuyo título en inglés es "Life as we know it" y en castellano "Bajo el mismo techo", protagonizada por Katherine Heigl y Josh Duhamel. En la primer escena, vemos cómo se conocen los protagonistas en una cita a ciegas arreglada por un matrimonio amigo. Desde el comienzo es evidente que Holly y Messer son el agua y el aceite: ella es formal y tal vez demasiado compuesta, el llega a la cita una hora tarde y en moto, sin haber hecho reservas y además habla con otra mina por teléfono adelante de ella. Antes de ir al restaurante, deciden dar por cancelada la cita. Y aquí viene la escena inquietante. El le dice: "si, mejor lo cancelamos. Vos tenés cara de que te gusta leer, podés ir a leer un libro..." Ante la mirada de indignación de Holly, Messer agrega "¿O actualizar tu blog?".... ¡Amigas cibernéticas! ¡Nuestras actvidades primordiales! Somos unas nerds!!!!!!!!!!!! jajaja....
Bueno, la película es linda, la recomiendo. Y el personaje de Holly es muy querible: El que tenía que madurar era el, evidentemente.Así que en definitiva salimos airosas las lectoras bloggers.

Bajo el mismo techo - Life as we know it - wideo
Holly Berenson(Katherine Heigl) es una muy trabajadora proveedora de comida y Eric Messer(Josh Duhamel) es un prometedor director de un canal de deportes. Después de una desastrosa primera cita, la única cosa que ellos tienen en común es su poco agrado por el otro y su amor por su ahijada, Sophie. Pero cuando inesperadamente se convierten en todo lo que Sophie tiene en el mundo, Holly y Messer se ven forzados a poner sus diferencias a un lado. Barajando las ambicionesde sus carreras y sus competidos calendarios sociales, ellos tendrán que encontrar un terreno en común mientras viven en el mismo techo.



martes, 8 de marzo de 2011




"Cada vez que una lee de una bruja tirada al agua, de una mujer poseída por los demonios, de una curandera vendiendo hierbas y aún de la madre de un hombre célebre pienso que estamos en la pista de un novelista, de un poeta abortado, o una Jane Austen muda y sin gloria, una Emily Bronté rompiéndose los sesos en el páramo o recorriendo con desolación los caminos, trastornada por la torura de su genio. Me atrevo a adivinar que Anónimo, que escribió tantos poemas sin firmarlos, era a menudo una mujer."
Virginia Woolf "Un cuarto propio"

Feliz Día a todas las mujeres que amo y admiro:
A mis novelistas favoritas (herederas de Jane Ausen, las Brontë, George Elliot que fueron marcando el camino): Amelie Nothomb, A.M. Homes, Fleur Jaeggy, Banana Yoshimoto, Nicole Krauss...
A las directoras y guionistas: Keilly Richards, Nicole Holofcener, Amy Sheppard, Sofía Coppola, Kathryn Bigelow...
A las actrices, músicas, artistas plásticas, deportistas, amas de casa, trabajadoras, secretarias, jefas, juezas y mendigas, cocineras, pasteleras, diseñadoras de ropa, modelos, ingenieras, arquitectas, docentes, peluqueras, astronautas, presidentas de países y machis de tribus.
A todas las que todavía esperan su lugar en esta sociedad y no son escuchadas y atendidas.
A mis amigas bloggers, voces que acompañan mi pasión: Guacimara, Patricia, Luciana, María...
A mis amigas por bancar todos los días la novela de mi vida!!!
A mi mamá y a mi hermana, encarnación de lo mas lindo de la femeneidad: El amor, la inteligencia y el humor
Y a Zoe.
Que venga.

lunes, 7 de marzo de 2011

Art Spiegelman. Breakdowns


Este libro es una compilación de los trabajos de juventud de Art Spiegelman, realizado por el mismo. Tiene una primera parte donde nos narra su infancia y su encuentro con el mundo de la historieta, el nacimiento de su vocación, pero también aparecen sus temas mas recurrentes, que  están presentes en toda su obra: los padres sobrevivientes del Holocausto y la madre que se suicidó cuando el era muy joven.
La segunda parte tiene algunas piezas muy buenas, como ""Prisionero del Planeta Infierno" cómic que dibujó a raíz de suicidio de su madre, y un primer esbozo de lo que después fue la genial "Maus". Hay algunas partes que son tal vez demasiado experimentales, y que sólo podrían tener un interés especial para aquellos que estén metidos en el mundo del cómic mas profesionalmente (dibujantes,por ejemplo). Sin embargo, el enorme talento de Spiegelman queda totalmente de manifiesto, por la versatilidad asombrosa de sus dibujos (en una solo página de este libros nos encontramos con cinco formas de dibujar absolutamente diferentes) y además por la visión que tvo siempre, el deseo de hacer algo diferente con la historieta, cosa que logró. Spiegelman puso a la historieta en el mapa de la mas alta cultura.
Dice Spiegelman al final de "Breakdowns" acerca de sí mismo, mirando retrospectivamente su historia: "Envidio al artista joven, nervioso y sediento de tinta que dibujó las tiras reunidas en Breakdowns hace treinta años. Al revisar ahora la obra de este delgado libro, me cuesta reconstruir el contexto -o, tal vez, la falta de contexto- en el que exploró por primera vez las posibilidades que veía en el medio que amaba. Admiro su ambición, su entusiasmo, su determinación y su delgadez. Estaba ansioso, alienado y marginado, pero tenía la arrogante certeza de que su libro sería una pieza central en la historia de la modernidad. El desinterés por parte de la mayoría de los lectores y del resto de los dibujantes no hizo más que convencerlo de que había dado con algo nuevo. En una escena de cómics underground que se enorgullecía de romper tabúes, él estaba rompiendo el único tabú que quedaba: se atrevía a considerarse artista y a considerar su medio una forma de arte."
Todo un manifiesto.

miércoles, 2 de marzo de 2011

Dificil concentrarme...

Picoteo aquí, picoteo allá. Ningún libro me engancha.
Pruebo con una novela gráfica "Los Dueños de la Tierra" de David Viñas. Me parece un plomo. Nunca me había pasado con una novela gráfica. Debo ser yo. La dejo para no ser injusta.
Voy a la pila de "libros 2011". Todos me parecen larguísimos. Miro alguno que haya quedado perdido en las otrs bibliotecas. Encuentro "El señor de las moscas" de William Golding. Me acuerdo del desafío de leer libros de autores Premio Nobel. Empiezo. Leo bastante. Me atrae la historia, la isla alucinante. Me acuerdo de "Lost". A los pocos días pierdo interés.
¿Que hacer? ¿Qué hace una lectora omnivora inapetente? Comida chatarra. La tabla de salvación fueron los dos tomos restantes de la saga de "Los Juegos del Hambre".
Volví a ser yo.